From dreams to dust, el octavo elepé de The Felice Brothers


Una lista de cosas que hacer desde los sueños hasta el polvo, y sentirlo como si se escuchara jazz. El jazz que no necesitan The Felice Brothers. Cosas como ir siendo más feliz, desafiar todas las leyes naturales, llevar flores a los enfermos, probar los límites del amor. Mientras tú sigues siendo nada más que la luz de las estrellas hasta el final, por toda la calle hacia abajo.


El dinero habla con la voz del miedo, no mires atrás. Señor Felice, que una vez pasaste más de dos meses atrapado en un cuadro de Brueghel el Viejo, descansa:

 

“A su hijo le deja un cielo despejado,

un par de zapatos que no le quedan bien.

A su esposa una caja de negativos sin revelar

y un cuenco de sopa de cebolla.

De los sueños al polvo”.

 

Marilyn, Marilyn: en este corazón que late cálidamente; Valium, Valium: en este corazón que late cálidamente. Ver una película titulada Inferno y preguntarnos ‘¿quién es ese que canta en la tierra de la lluvia que cae?’ y responder ‘creo que es Kurt Cobain’. Hay un pececillo de plata en mi jabonera: tengo que hacer algo (sé lo que es que tenga que hacer algo). 



“En la noche en que la celebridad X

confiesa su amor por la celebridad Z.

Por el oscuro mar inquietante”.

 

Nunca puedes regresar de la tierra del ayer: esa isla ya ha ardido. Te vi quemarlo vivo, encontrarán pedazos de su corazón en Marte, te vi volarlo en pedazos.

 

          “No habrá más angustia ni más miedo.

No más derramamiento de sangre en la frontera roja.

Y viviremos de nuevo.

Bueno, el viento llevó mi tren hacia los abismos del cielo

y en el aire colgaba una trompeta dorada.

Hay quienes nos advierten del cielo y su puerta estrecha.

Los pequeños ángeles están armados y tienen sobrepeso

mientras flotan sobre el torniquete y cantan

Vivirás de nuevo.

Vivirás de nuevo.

Este mundo es nuestro y todas las estrellas

son como la guinda del pastel de la muerte.

Y la única palabra que rima es aliento: viviremos de nuevo.”


Y al final… Esperanza, esperanza dentro de la nostalgia, detrás de la fugacidad y el envejecimiento; desde los sueños hasta el polvo a través de los resquicios de dicha: ir siendo más feliz (¿es eso posible?). Felicidad desde el sitio oscuro. Esperanza, esperanza, esperanza: The Felice Brothers, 2021. Una vacilante confianza a lomos de la música esencial de lo que nos va quedando de aquello que seguimos llamando rock. Sea lo que quiera que sea, el rock.


Los neoyorquinos The Felice Brothers, que lanzaron su primer elepé en 2008, son (ahora, en 2021, en este elepé, sin Simone desde el año 2009): el cantante y guitarrista Ian Felice, su hermano el pianista, teclista y acordeonista James Felice, la bajista Jesske Hume y el baterista y percusionista Will Lawrence.

 

El álbum From dreams to dust (publicado el 17 de septiembre de2021) fue producido por los propios The Felice Brothers, grabado en otoño de 2020 en una pequeña y antigua iglesia de una sola cámara en Harlemville (en la localidad de Hillsdale, en el condado de Columbia, estado de Nueva York). Los ingenieros de sonido fueron James Felice andy Nate Wood. Masterizado por Nate Wood, todas sus canciones fueron escritas por los hermanos Ian y James Felice. Además de The Felice Brothers, en el elepé participaron Mike Mogis, quien se responsabilizó de las mezclas finales y fue el responsable del pedal steel en algunas canciones y del marxofón en el tema All the way down, y Nate Walcott toca instrumentos de viento en las canciones Jazz on the autobahn y The land of Yesterdays.

Comentarios

Entradas populares

Los textos incluidos en este blog son propiedad exclusiva de sus autores. Se permite su uso y reproducción, siempre y cuando se respete su integridad, se cite la fuente y su utilización no busque fines comerciales ni implique la obtención de ingresos económicos de cualquier tipo.