Woody Allen no estropeó a Woody Allen en La maldición del escorpión de jade

Una comedia es una comedia es una comedia. A Woody Allen se le da perfectamente escribir y dirigir una comedia. Es un humorista que escribe muy bien guiones cómicos y como cineasta tiene todo lo necesario para no estropear su propia escritura e incluso ahondar en ella visualmente. También sonoramente.

The Curse of the Jade Scorpion (en España, La maldición del escorpión de jade) es una película dirigida y escrita (como todas las suyas) por Woody Allen en 2011 que dura poco más de cien minutos. Interpretada por él mismo y por la maravillosa actriz Helen Hunt, estuvo fotografiada por Zhao Fei.

La réplica vibrante, serenamente cómica, de Hunt al personaje de Allen es el eje fundamental sobre el que gira todo el divertido engranaje rítmico de una película para la carcajada y el entretenimiento divertido y levemente ácido.

Sobre esta brillante película, el propio Woody Allen ha escrito en sus recientes memorias (A propósito de nada) lo siguiente:

“Me resultó muy difícil seleccionar el reparto de La maldición del escorpión de jade. Cada actor al que le ofrecí el papel principal lo rechazó me vi obligado a hacerlo yo mismo y, en consecuencia, soy el eslabón débil del filme. El elenco estuvo brillante, Dan Aykroyd y Helen Hunt tenían roles importantes y los interpretaron maravillosamente, como era de prever. Charlize Theron es una fuerza de la naturaleza con una capacidad interpretativa impresionante. Y luego estaba yo. La película necesitaba a Jack Nicholson, aunque Tom Hanks también podría haber sido una alternativa válida, pero yo, por mucho que lo intente, no era adecuado para ese papel. La película tuvo un éxito modesto a pesar de mi catastrófica presencia, pero lo interesante es constatar que mis películas tienen una recepción muy diferente según el país. En España fue un gran éxito. Es fascinante la forma en que las diversas culturas reaccionan al mismo contenido. A una película le puede ir genial en Argentina, no tanto en Inglaterra. Otra triunfa en Japón y se hunde en Brasil. Son esta clase de observaciones lo que han mantenido al mínimo las invitaciones a cenar que recibo. En cualquier caso y por la razón que sea, La maldición del escorpión de jade tuvo una gran aceptación entre los españoles”.

Comentarios

Entradas populares

Los textos incluidos en este blog son propiedad exclusiva de sus autores. Se permite su uso y reproducción, siempre y cuando se respete su integridad, se cite la fuente y su utilización no busque fines comerciales ni implique la obtención de ingresos económicos de cualquier tipo.